Dónde ir

Conoce Val-Jalbert: el pueblo fantasma de Québec

89views
T

odo parece congelado en el tiempo. Las casas de madera, las escuelas, las tiendas y hasta las oficinas de correos dan la sensación de viajar 100 años al pasado, al conocer Val-Jalbert: el pueblo fantasma de Québec, en Canadá. Fue fundado por Damase Jalbert en el año 1901 y forma parte del municipio de Chambord.

Este pueblo, hace 100 años, era considerado como una preciada joya para la economía de la región de Lac-Saint-Jean. Jalbert, en el mismo año de la fundación, también creó la Compañía de Pulpa de Ouiatchouan, donde los habitantes producían la pasta de papel con la ayuda de un molino de agua que era impulsado gracias a las cataratas de Ouiatchouan.

Esta aldea recibió el nombre de Saint Georges de Ouiatchouan, debido a un río que lo atraviesa. Pero en 1913 la compañía lo renombró como Val-Jalbert, en honor a su fundador. Sin embargo, en 1928, la fábrica cerró sus puertas y los habitantes abandonaron el lugar.

Como si se tratara de una película antigua, Val-Jalbert es un pueblo fantasma. Hoy en día está despoblado. No está en ruinas, renació. Un grupo de ciudadanos entusiastas se comprometió a transformarlo y en 1960 Val-Jalbert se convirtió en una atracción turística regional. Es el punto de encuentro entre propios y turistas.

Val-Jalbert es como estar en Europa

El ambiente europeo abraza a todo aquel que llega a visitar Val-Jalbert. Aunque las casas antiguas han sido restauradas, la calidez y la tranquilidad se hacen presentes. Los turistas tienen la oportunidad de conocer la historia del pueblo, también la historia de sus habitantes y la de los empleados de la fábrica. Es un museo a puertas abiertas.

El principal atractivo turístico de Val-Jalbert son las cataratas de Ouiatchouan y miden unos 72 metros de altura, es decir, 20 metros más que las cataratas del Niagara. Para descubrir este fenómeno natural se puede acceder caminando o utilizando el teleférico. También fueron construidas unas cinco glorietas con pisos hechos de vidrios.

¿Qué hacer en Val-Jalbert?

Val-Jalbert, al ser un sitio turístico de relevancia para la Domaine-du-Roy, vale mencionar las actividades y recorridos más buscados, aunque estas atracciones no están disponibles en todo momento:

  • El restaurante está situado en el viejo molino.
  • En invierno, los senderos son cuidados para las prácticas de esquí o de las raquetas de nieve.
  • La fábrica de pulpa, una vez reconstruida, es un atractivo para los lugareños y visitantes. Es como una ventana que te conduce hacia los orígenes de Val-Jalbert.
  • El cañón formado, gracias al río, está ubicado aguas arriba de la fábrica.
  • Como otro de los espectáculos en Val-Jalbert, hay actores con trajes de la época, distribuidos en los diferentes edificios restaurados para entretener a los visitantes.
  • Se puede realizar un trayecto en tren que enlaza a los distintos pabellones.
  • Las casas de la época, algunas arruinadas y otras renovadas, son muy frecuentadas por los turistas.
  • Para conocer y acceder al “sendero de la naturaleza”, se utiliza el teleférico.

Leave a Response