vue du vieux-quebec a partir du port de quebec on y voit le chateau frontenac et l'edifice price - ete
Dónde ir

Los encantos de una ciudad amurallada

109views

En lengua Iroquesa (lengua indígena de América del Norte) Kebec significa “donde se estrecha el río” y hace referencia a la situación geográfica de Québec (fue fundada en la desembocadura del río San Lorenzo). 400 años de historia llenan sus paredes y calles, convirtiéndola en la cuna de la civilización francesa en América del Norte.

En Europa, Asia y Latinoamérica, existen ciudades con restos de sus murallas defensivas pero Québec es la única ciudad amurallada de Norte América. Estas edificaciones son parte de un sistema de defensa creado, entre 1608 y 1781 para proteger a la ciudad, de ataques e invasiones. Recorrer estas murallas por tu cuenta o tomar un tour guiado para aprender su historia, es una experiencia única que vale la pena vivir. Este circuito te llevará a conocer el casco histórico (Vieux Québec). A continuación, enumeramos algunas recomendaciones para sacar el máximo provecho, a este recorrido:

  1. El casco histórico de Québec fue declarado por la Unesco como patrimonio de la humanidad. Caminar por sus calles angostas y empedradas, y curiosear cada una de sus boutiques y tienditas artesanales, es toda una aventura.
  2. La oferta gastronómica francesa- canadiense, es un deleite para cualquier paladar. Si quieren comer algo 100% quebequense, visita “Brynd” y pregunta por la carne ahumada.
  3. Quartier Petit Champlain es la calle con más historia del casco antiguo de Québec y con mayor transito de turistas. No podrás evitar tomar fotografías, a los murales que adornan las casas de este lugar.
  4. Entra a las murallas de la ciudad por la puerta Saint-Louism, una puerta de piedra impresionante, construida en 1694. La siguiente parada del tour será La Citadelle of Québec (La Ciudadela de Québec), una fortaleza militar construida después de la Guerra de 1812. Una vez alojó a las tropas británicas, ahora es la sede del Regimiento Real 22, el único regimiento de infantería de habla francesa, en las fuerzas canadienses.
  5. No termines tu recorrido, sin antes dar una vuelta por la calle Saint-Jean. Famosa por ser el escenario de múltiples eventos culturales, específicamente, durante verano y otoño, cuando la calle permanece cerrada para los coches y abierta a los peatones que la llenan, diariamente. Allí puedes comprar pinturas o esculturas a los artistas locales, o ejercitarte, patinando en la Place d’Youville. Uno de los sitios más emblemáticos de esta calle, es la Catedral-Basílica de Notre-Dame; patrimonio de la humanidad y una increíble obra arquitectónica, que aloja impresionantes obras de arte y muchos años de historia.

Leave a Response