Dónde ir

Si amas la aventura, Charlevoix es tu lugar

96views

Cuando de aventura se trata, todos los caminos conducen a Charlevoix. En este lugar, los tres elementos: tierra, mar y aire, se confabulan para cautivar a los amantes del desafío y las emociones extremas.

La región está rodeada por extensas montañas y el río San Lorenzo. Cuenta con casi 30 mil habitantes y está conformada por cuatro de los pueblos más hermosos de Québec: Saint-Siméon, Saint-Irénée, Les Éboulements y Cap-à-l’Aigle. Debe su nombre al padre jesuíta François-Xavier de Charlevoix, primer historiador de Nueva Francia. Su reputación como destino turístico, comenzó a principios del siglo XX. Está rodeada de montañas exuberantes, bosques, sabanas y cumbres de imponentes paredes rocosas. Estos contrastes topográficos, se deben al impacto de un meteorito que cayó hace 350 millones de años.

Al llegar a Charlevoix, llena tus pulmones de aire puro y entrégate a la aventura, navegando en un bote inflable, atento a la aparición de una manada de ballenas; o vuela a bordo de un helicóptero, remontando cumbres, riscos y mesetas. También puedes unirte a un grupo de exploradores para salir al encuentro de alces y osos negros o disfrutar de una belleza inigualable, haciendo mountain bike, a orillas del río San Lorenzo o atravesando la región en motocicleta, recorriendo curvas, entre el río y la montaña.

¡En Charlevoix, el invierno también se vive al aire libre!

Desafía a las montañas de nieve, haciendo snowshoeing; una modalidad parecida al esquí de fondo, pero para que los pies no se hundan en la nieve, se usa una especie de raqueta que se fija a los zapatos, junto a un par de bastones que ayudan a tener mayor movilidad. Y como el frío no es razón suficiente para permanecer fuera del agua, te animamos a hacer kayak en el lago de La Malbaie, mientras observas paisajes impresionantes y esquivas los témpanos de hielo que encontrarás a tu paso. Sin lugar a dudas, este es un reto que vale la pena aceptar.

Si quieres llegar a lugares donde un coche jamás te llevaría, entonces renta una motonieve y recorre la naturaleza salvaje de Charlevoix. Enormes senderos, muy bien señalizados, harán más fácil y seguro el camino.

¿Eres un deportista extremo o un visitante curioso pero bien entrenado? Entonces, te llamará la atención conocer Acropole des draveurs, una de las cimas más altas y el sendero más inclinado de Québec. Mientras practicas el ascenso, la meseta alpina te mostrará sus mejores colores y paisajes; será natural encontrarte con caribúes, visones y alguna que otra águila real.

Leave a Response