Qué hacer

Trineo con perros: Una experiencia única en Québec

110views

¿Sabes en qué consiste el dogsledding? Se trata del paseo en trineo, jalado por perros; una de las actividades invernales con más demanda en la ciudad de Québec. Es una práctica muy antigua. Una forma de transporte nórdica, utilizada por la comunidad Inuit, los aborígenes canadienses. Hoy por hoy, se ha convertido en un deporte asombroso para propios y turistas.

¿Cómo se realiza el trineo de perros en Québec? La estructura del trineo está fabricada en madera; esta se desliza por el trabajo de 6 perros que pertenecen, mayoritariamente, a las siguientes razas: el Malamute de Alaska, el perro de Groenlandia, el Samoyedo y el husky siberiano. Por lo general, se transportan a dos personas; una va parada y la otra va sentada. Cuando vivas esta experiencia, te recomendamos que te abrigues bien. Podrías enfrentarte a temperaturas de   -20°C.

Un recorrido entre ladridos y paisajes

Los recorridos en trineo de perros en Québec, pueden variar según el centro turístico que los ofrezca. Por ejemplo, un paseo corto puede durar 1 hora y media. Incluye una visita guiada a la granja de perros, una enseñanza de técnicas básicas para el deslizamiento en la nieve y la dotación de ropa térmica, tanto para grandes como para pequeños.

En cambio, hay otros recorridos más largos que duran medio día o un día completo, queda a elección del turista. Este paquete incluye comida. Otros ofrecen una visita al Hotel de Hielo y un paseo en helicóptero para admirar el valle Jacques Cartier. Pero una de las atracciones más novedosas de los deportes de invierno en Québec, sin lugar a dudas, son los paseos con zapatos como raquetas para caminar sobre la nieve.

En medio de la temporada invernal, que se extiende por al menos cinco meses, los canadienses saben sacar el mayor provecho, sin necesidad de quedarse en sus casas. Actividades para patinar sobre hielo, esquiar o practicar hockey, desafían las altas temperaturas y la espumosa nieve para regalarle a los viajeros una de las experiencias más gratificantes.

Un dato curioso sobre los trineos de perros es que, al finalizar el recorrido o al llegar al albergue donde se crían y se entrenan, lo ideal es saludar primero al perro líder y luego al resto de los animales. Los viajeros también pueden tocarlos, jugar con ellos y conocer el mundo en el que viven. Toda una aventura que recomendamos experimentar al elegir a Québec como tu destino para disfrutar del invierno.

Leave a Response